EUROPA

MACEDONIA

Macedonia; la variedad hecha país

Macedonia está conformada por un crisol de culturas, balcánica sin duda por su geografía, pero también mediterránea, griega, gitana y eslava. El resultado es un rompecabezas en el que la historia antigua y la moderna se fusionan.

Su patrimonio no se mide solo en monumentos o museos; sus gentes, su folclore, su gastronomía y por supuesto su naturaleza son su posesión más preciada.

Su capital, Skopje, resume como pocos lugares la esencia de los Balcanes, como si la ciudad se hubiese construido en un puente entre dos mundos, Occidente y Oriente. Visitarla se antoja imprescindible para conocer a fondo Macedonia, especialmente a través del contacto con sus gentes.

No te puedes perder: la fortaleza o "kale" de Skopje, el puente de piedra otomano sobre el río Vardar y el parque nacional de Mavrovo.