EUROPA

ESLOVENIA

Eslovenia; la tierra verde

Eslovenia encanta, siendo sus mayores seguidores los amantes de la naturaleza y de deportes como el senderismo, la espeleología, el ciclismo, la escalada o el kayak. Un país de apenas dos millones de habitantes con frondosos bosques, montañas nevadas, viñedos y una rica gastronomía.

Pero el encanto de Eslovenia no sólo reside en su naturaleza virgen, sino también en sus núcleos urbanos, ciudades medievales como la capital Ljubljana, que inspiran historias de caballeros y princesas en sus castillos y palacios de cuento. Es una capital con mucho ambiente pero que transmite tranquilidad al visitante. Pasear por sus callejuelas hasta llegar al mercado en la Plaza Vodnikov o atravesar sus famosos puentes a orillas del río Ljubljanica, se convierte en una experiencia inolvidable.

No te puedes perder: el puente de los Dragones, un paseo en barco por el río Ljubljanica y el increíble Lago Bled.