Europa

Dinamarca

Un país de cuento

El país de Andersen, es un país con hermosos valles, praderas y bosques que conviven en armonía con modernas ciudades no exentas de tradición. Románticas aldeas de pescadores, antiguos castillos recuerdo de una historia viva, casitas de madera multicolores dotan a Dinamarca de un bello paisaje.

Un país a mitad de camino entre la vieja Europa y el frío escandinavo, donde la naturaleza es una filosofía de vida.

La capital, Copenhague, lugar donde habita la Sirenita, quizás el más famoso personaje de Hans Christian Andersen, es la ciudad más grande y vital de Escandinavia, ciudad de edificios bajos cuyo centro es básicamente peatonal y donde la bicicleta es una auténtica cultura. Ideal para los amantes de la vida nocturna.

 

No te puedes perder:  Copenhague, ciudad universitaria de Aarhus, Aalborg, Odense, Helsinborg.